jueves, 16 de enero de 2014

Festín de cuervos - probando el Saga a cuatro jugadores

Si los amables miembros del club Rvbicon ya me habían invitado a jugar con ellos al Age of Eagles 2 hace poco, este fin de semana pasado tuve el placer de participar en una partida de iniciación con el reglamento Saga.

La invitación vino por parte de Xavi Borau y nos juntamos cuatro valientes señores de la guerra para derimir nuestras diferencias en el campo de batalla.

Aparte de Xavi, los otros dos señores de la guerra fueron José Gutiérrez y Javier de la Osa. Los dos primeros habían realizado una pequeña partida previa, y para el último esta era su primera aproximación al reglamento.

Yo llevé mis anglo-daneses de partidas anteriores, y José suministró suficientes miniaturas para que se montasen dos bandas de normandos y una banda de vikingos. José estuvo asesorado en todo momento por su sobrino como feroz lugarteniente. Cada banda sólo tendría 4 puntos.

Dado que yo era el jugador con más experiencia (un par de partidas) me tocó el honor de hacer de maestro de ceremonias y explicar un poco el funcionamiento del juego, cuya parte fundamental es la colocación de los dados de Saga en las Tablas de Combate.

La escenografía la coloqué un poco para ocupar la mesa, sin preocuparnos en seguir las reglas de colocación de escenografía. Tampoco medí el tamaño de la mesa, que ahora creo que era demasiado grande para la partida.

Mesa de juego. A la izquierda de mis anglodaneses estaban los vikingos de José, a la derecha los normandos de Xavi y a lo lejos los normandos de Javier.
Las casas las trajo José, que también trajo dados y tablas de Saga para todo el mundo. Lamentablemente mis dados de saga tenían dos caras con el símbolo del casco, que vendría a traducirse como que tenían dos "seises". No nos dimos cuenta de ese detalle hasta que finalizamos la partida, con lo que durante la batalla siempre tenía posibilidades de hacer las combinaciones más potentes de mi tabla.

La partida, más de prueba que de otra cosa, transcurrió un poco lenta porque había que explicar todo, la gente a veces se dispersaba y tal vez la mesa era un poco grande, con lo que tardamos mucho en llegar al contacto.

Mis guerreros avanzan entre las casa esperando la carga normanda
Los normandos de Xavi se centraron en atacarme a mi, pero entre mis dados "trucados" y  unas tiradas de dados especialmente desafortunadas para él terminó perdiendo dos unidades de 4 caballeros y su Warlord frente a mis guerreros anglodaneses.

El Warlord anglodanés y un grupo de guerreros de refuerzo logran destruir la segunda carga normanda
Xavi también fue atacado por el otro grupo normando, pero sorprendentemente las apestosas levas lograron resistir frente a una carga de los caballeros enemigos, que luego fueron aniquilados por otros caballeros que Xavi envió presurosamente.

Las dos bandas de normandos (romanos reutilizados)
Se nos hizo tarde, en parte por lo lento del progreso de la partida, y en parte porque empezamos al menos una hora después del tiempo inicial previsto. Aun así nos dio tiempo a jugar 5 de los 7 turnos del escenario.

Los vikingos, con el lugarteniente obsesionado en tomar CocaCola en la casa grande, no participó en ningún combate (cosas de jugar con un niño de 10 años, jejeje)
Por mi parte me sirvió para coger práctica con el juego, darme cuenta de algunas reglas que aplicamos mal, como la aplicación de la Fatiga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Please, leave a friendly comment about

Plugin de Enlaces Relacionados para WordPress, Blogger...