sábado, 7 de noviembre de 2015

Liber Militum Tercios: Imperio Sueco vs Imperio Español

La pasada noche echamos nuestra segunda partida a Liber Militum Tercios en el club RECS de Gavà, Alonso con sus incombustibles Tercios españoles y yo con mis modernizados suecos.

La partida fue a 1000 puntos y utilizamos por primera vez los mandos. Por mi parte sólo llevé parte de las miniaturas pintadas (concretamente las de Testudo que comenté), mientras que las de Totentanz compradas a Atlántica Juegos durante las jornadas Alpha Ares sólo estaban imprimadas. Alonso sí que llevó las suyas pintadas, aprovechando su colección de miniaturas renacentistas.

Al situar el terreno yo coloqué una colina grande y un pequeño edificio, mientras Alonso colocó un par de bosques y dos zonas de cultivo con diferente cobertura.

Elegimos al azar el escenario y salió "Los Campos de la Gloria", un escenario de ir destruyendo unidades enemigas.

Tras la elección de lado, el despliegue quedó de esta manera

Liber Militum Tercios: Imperio Sueco vs Imperio Español
Imperio Sueco vs Imperio Español
Alonso empezó a avanzar a toda la velocidad que podía sus tercios por su flanco derecho mientras sus dragones mantenían una actitud defensiva a la espera del avance de mi caballería ligera impetuosa.

Los tercios desplegados

La caballería ligera sueca, con una compañía de tiradores detrás de una gran bateria de cañones ligeros. A lo lejos los dragones españoles.

La artillería media sueca sobre la colina empezó con atino, dañando al tercio que estaba más próximo y desorganizándolo, lo cual lastró las activaciones del tercio. En la colina la infantería sueca maniobró para enfrentarse a los tercios españoles.

Por el flanco derecho la caballería sueca se dividió, dejando una unidad con la comañía de mosquetes avanzando cubiertos por el bosque mientras que las otra unidades cruzaron el bosque y se lanzaron al combate, destruyendo la artillería ligera del centro y haciendo huir a los dragones.

Por la izquierda los tercios seguían avanzando, pero empezaban a ser blanco del fuego concentrados de tres escuadrones modernos reforzados y la artillería media. Ayudado por las pésimas tiradas de dados de Alonso, el nivel de daños de los tercios fue creciendo peligrosamente.

Situación al inicio del 5º turno

Uno de los tercios se quedó atascado atravesando el campo sembrado del centro: estando en terreno difícil el movimiento del tercio se reducía a apenas 2 pulgadas por turno, siendo blanco turno tras turno de los mosquetes y cañonazos suecos.

El otro tercio, cuando ya estaba a distancia de carga, empezó a fallar todos los Chequeos de Orden para lanzarse al cuerpo a cuerpo contra mi infantería sueca, ya que afortunadamente estaba dañada de una ronda de disparo previo. En esa situación, delante de los escuadrones modernos, recibía disparos contínuamente.

En este momento el Tercio que bregaba en el sembrado fue destruido a disparos al sobrepasar el Desgaste a su valor de Aguante y fallando su Chequeo de Ruptura (sólo necesitaba sacar un 6 en una tirada de 5 dados por su alta Disciplina). Decidimos dejar la partida en este punto, concediendo la batalla Alonso sin posibilidad real de ganar la partida.

Habiendo perdido un Tercio y la Artillería Ligera me otorgaban 3 puntos de victoria (aparte de un mando de caballería que atropellé en una carga), y el otro Tercio, con tres marcadores de Desgaste y aun por recibir los disparos de dos escuadrones y la artillería media podría haber sido eliminado este turno. Aunque mi caballería ligera estaba seriamente dañada, habían pasado los Chequeos de Ruptura y se mantenían sobre el campo.

En cualquier caso, si no terminábamos en este turno 5º (con una ventaja necesaria de 5 puntos de victoria para una Victoria Decisiva) probablemente hubiéramos acabado en el 6º donde sólo se necesitaban 3 puntos de victoria para una Victoria Clara.

Revisando la partida, aparte de las malas tiradas de Resistir daño de disparo de Alonso, vimos que tal vez había puesto demasiados puntos en líderes (todos sus líderes eran de nivel 3) que apenas llegaron a usarse, y el terreno que él colocó le molestó más a él que a mi, enlenteciendo el avance de sus tercios en su búsqueda del combate cuerpo a cuerpo, donde los tercios hubieran arrasado.

Duración de la partida, incluyendo el montar el tablero, recoger todo y alguna paradita ocasional, nos llevó unas 3 horas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Please, leave a friendly comment about

Plugin de Enlaces Relacionados para WordPress, Blogger...