domingo, 23 de diciembre de 2012

Partida a El Señor de los Anillos

Este sábado hemos aprovechado de nuevo la hospitalidad de la tienda Duncan Comics de Leganés para echar una partida a El Señor de los Anillos, el juego de batallas estratégicas de Games Workshop.

Esta vez Carpetano y yo nos hicimos sendos ejércitos de 250 puntos, y Roberto13 llevó uno de 500 puntos. Carpetano llevó un selecto grupo de guerreros de Arnor liderados por Aragorn, y yo llevé un nutrido grupo de gondorianos encabezados por Faramir y un Capitán de Minas Tirith. Frente a nosotros Roberto13 dispuso dos grupos de piqueros uruk-hai y uno de exploradores.

Jugamos el escenario "Señores de la batalla" y quedó desplegado de tal guisa

Despliegue para la batalla


Perspectiva desde la posición gondoriana

El escenario puntúa las bajas realizadas en el enemigo antes de que la batalla termine, y creo que tuvimos un error de despliegue con Aragorn y sus colegas. Aunque desde sus posición pudieron matar al jefe uruk y a unos cuantos piqueros, no pudieron parar la marea de orcos que se lanzó sobre los gondorianos del centro.

Además, debido a mi ignorancia sobre las reglas, estar defendiendo la colina no me otorgaba ninguna bonificación defensiva, así que decidí ir a buscar el combate.

Los gondorianos cargan sobre los piqueros uruk-hai.
Los guerreros gondorianos, inferiores en calidad combativa a los uruk-hai, fueron arrollados, rodeados y masacrados sin piedad. Mientras, Aragorn y sus colegas corrían hacia la enorme melé que se estaba formando en el centro.

Últimos combates, donde sólo sobrevivieron el Capitán de Minas Tirith y un arquero entre los gondorianos. A lo lejos, a la izquierda, Aragorn corre hacia la lucha, pero no llegará a tiempo.

Fin de la partida al sexto turno, con el bando de la Luz desmoralizado.

Bando de la Luz: 11 Puntos de Victoria.
Bando de la Oscuridad: 21 Puntos de Victoria.

Y Aragorn sobrevivió para tergiversar las historias de sus luchas...

Segunda partida a El Señor de los Anillos y sigo teniendo la misma sensación de que el juego se termina reduciendo a una enorme melé en el centro del tablero, donde poco importan los elementos de escenografía y todo se reduce a tiradas de dados y las triquiñuelas de elegir los combates, los apoyos, cuándo escudarse y cuándo usar los Puntos de Poder.

3 comentarios:

  1. No se a qué edición habréis jugado, me imagino que a la última, pero en todos los reglamentos de ESDLA pasa exactamente lo mismo.

    La Compañía, Dos Torres, El Retorno y ESDLA, todos igual, las batallas al final son hacer un círculo e ir apoyandose hasta romper al otro...

    Por eso dejamos de jugar a ESDLA, si eso jugamos escenarios ambientados en Moria y cosas así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En teoría a la última edición, pero yo uso el de las Dos Torres como libro de referencia.

      Menos mal que no soy el único que ha tenido esa sensación... Aun así, a lo mejor le doy otra oportunidad.

      Eliminar
    2. El juego la merece.
      Pero al menos nosotros cuando lo jugamos así batallas estilo WFB, el problema es que se reduce a una batalla entre muros de escudo. Empujas empujan, matas a uno, empujas empujan, matan a uno... hasta que colapsa y se decanta a un lado u otro.

      Cuando metais los estandartes pues el primero dirá "que cosa más buena" pero cuando todos lo llevan pierde su punto.

      Yo te recomiendo escenarios. Especialmente Moria.

      Eliminar

Please, leave a friendly comment about

Plugin de Enlaces Relacionados para WordPress, Blogger...